Viaje al viñedo de los murciélagos

Hacer sostenible el planeta es algo más que una cuestión de imagen. Es un compromiso con las generaciones futuras. Les invitamos a un viaje en el que el respecto por lo que nos rodea va a estar muy presente. Viajamos hacia el vino de los vampiros. No porque esta especie vaya a tomarse una copa. Su papel en esta historia es cuidar de manera natural el viñedo. En Bodegas Enguera han apostado por recuperar la población de esta especie en el sur de la provincia de Valencia para combatir plagas que su certificación como firma ecológica no le permite hacer con productos químicos.

Lo hacemos a los mandos de la versión híbrida del Mitsubishi Outlander. Un vehículo que combina un motor de gasolina con dos eléctricos con el que la firma de los diamantes ha sido capaz de reducir al máximo consumo y emisiones. Hoy viajamos a la viña de los vampiros.

14141392785396

La firma ubicada en la DOP Valencia es una de las más destacadas del sur de esta zona productora. Cuenta con viñedo en Enguera y en Fontanars dels Alforins con los que elabora vinos que cuentan con la certificación de ecológica tan distinguidos como Megala, Blanc de Enguera o Verdil de gel.

Al trabajar en ecológico la firma puso en marcha el ambicioso proyecto del Instituto de Viticultura de Bodegas Enguera en el que llevan a cabo proyectos para seguir mejorando y a la vez cuidando lo que nos rodea para que llegue en las mejores condiciones a las generaciones futuras. Dentro de ese proyecto de encuadra el de repoblar de murciélagos sus viñedos de Casa Lluch con el objetivo de que sean estos los que cuiden de la viña, pues cada uno de ellos es capaz de comerse 1.000 insectos al día. Serían los defensores naturales, al no poder utilizar ningún producto químico, ante plagas importantes como la polilla del racimo. Desde la bodega están construyendo en el viñedo cuevas artificiales para una de las especies con las que van a trabajar y casas de madera similares a las de los pájaros para la segunda, pues en este caso los murciélagos anidan en ellas.

Respeto por lo que nos rodea, concienciación, cero emisiones o huella de carbono son términos que deberían formar parte de nuestro lenguaje diario. Trabajos como el de Enguera o Mitsubishi son una garantía para generaciones futuras y especies amenazadas.

Aquí os dejamos el vídeo:

http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2014/10/24/544a0ed322601d0e5a8b4577.html

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: